Esta mañana, Chevrolet arrancó una nueva serie de su campaña “Personas Reales. No Actores” en donde hace pruebas sobre la resistencia de la caja de la Ford F-150 y de la Chevrolet Silverado 1500. La campaña está basada en videos que ya fueron publicados en internet y serán mostrados en televisión.

El objetivo de esta campaña es mostrar qué tan resistente es la caja de la Silverado en comparación con la F-150 y los resultados son dramáticos. Para empezar, la caja de la F-150 es de aluminio de grado militar, algo que Chevrolet ha criticado desde que se lanzó la actual generación en el año modelo 2015. La caja de la Silverado está compuesta de acero de alta resistencia.

Para esta demostración, Chevrolet recolectó alrededor de 55 bloques de concreto con un peso en total de 825 libras y los tiró sobre ambas cajas desde una altura de cinco pies. La caja de la F-150 recibió 52 perforaciones y muchas más abolladuras durante las 12 pruebas realizadas. En comparación, la caja de la Silverado recibió algunos daños cosméticos pero no hubo rupturas en la carrocería.

Otra de las pruebas incluyó poner una caja de herramientas de 28 libras sobre el borde de la caja de la camioneta y empujarla hacia la batea. En las 14 pruebas realizadas, la F-150 recibió 13 agujeros. En comparación, la Silverado obtuvo dos pequeñas perforaciones y 12 abolladuras.

Como parte de esta nota, en Motor Trend en Español consultamos dos cosas. La primera, qué porcentaje de las camionetas Ford salen de la fábrica con un protector de caja en aerosol. La respuesta: 17 por ciento, aunque los clientes también la pueden conseguir en el mercado de accesorios. La segunda cosa fue preguntarle a Ford si tenían algún comunicado o postura respecto a esta comparativa.

“Cuando eres el líder del mercado durante 39 años, los competidores algunas veces intentan dispararte con trucos de marketing. El hecho sigue siendo que la caja de aluminio de grado militar de alta resistencia de la F-150 ofrece la mejor combinación de fuerza, durabilidad, resistencia a la corrosión, capacidad, seguridad y ahorro de combustible que jamás se haya ofrecido en una camioneta. Hemos construido alrededor de un millón de F-150 nuevas y nuestro liderazgo sobre la competencia sigue creciendo”.

Este es un fuerte golpe para Ford, pero hasta mayo de este año, la marca del óvalo azul había vendido 324,307 unidades de la F-Series, un aumento de 7.4 por ciento en comparación con el año pasado. Por el otro lado, la Chevrolet Silverado ha comercializado 223,990 unidades hasta mayo de este año, una caída de 0.1 por ciento sobre el mismo periodo del año pasado.

¿Servirá esta campaña de marketing? No dejen de ver el video a continuación.